El rechazo de un artículo significa que requiere de una extensa reelaboración. Por consiguiente, usted puede volver a enviarlo si sigue las recomendaciones de los evaluadores y realiza una mejora significativa en el mismo. No obstante, esto no implica un compromiso de publicación del artículo por parte de la revista.