Authors:

Leticia Crespillo Marí, Universidad de Málaga, Spain.

Abstract:

Actualmente la interactividad permite al espectador ser algo más que un simple ente pasivo frente a la obra de arte. Tecnologías como la Realidad Virtual ofreecen involucrar al sujeto en un proceso de diálogo que comprende múltiples posibilidades de significación. Las Instalaciones y Environments de luz contemporáneos (desde los 60-70 del siglo XX hasta la actualidad) poseen un carácter inmersivo e interactivo que requiere de lapresencia in situ para ser experimentadas. La Realidad Virtual ofrece, en este caso, la posibilidad de experimentar estos espacios a través una interfaz que juega un papel súmamente importante en la creación de conocimiento y su puesta en valor patrimonial y artístico-cultural. No sólo hablamos de museos, sino también de aulas donde los estudiantes pueden vivir estos acontecimientos estéticos desde una perspectiva directa, sugiriendo con ello, nuevos modos de pensar, percibir y actuar ante una manifestación que se representa y se define en el acontecimiento vivencial en tiempo y espacios concretos, a nivel neurocognitivo. El arte y la Historia del arte ya no pueden desligarse de lo tecnológico y, por tanto, es necesario ofrecer nuevas alterntivas de aprendizaje que marquen la disposición del sujeto-espectador como agente consciente frente a las cualidades simbólicas de la obra y la capacidad participativo-interpretativa de las mismas. Experiencias ligadas a laspropias cualidades estéticas de un tipo de intervenciones expererienciales y espacios comunicativo-polisensoriales que son metáfora de la experiencia, donde los límites sólo los puede establecer el espectador y su potencial perceptivo.

Share This Story, Choose Your Platform!

Back to presentations